Publicado: 23 de Septiembre de 2016

Consejos para unas instalaciones de gas seguras

Por ello, y anticipándonos al encendido de la calefacción en el hogar, recordamos ciertas recomendaciones generales a la hora de utilizar instalaciones de calefacción que usan el gas como combustible.

Recuerda:

  • No obstruyas las rejillas ni el tubo de salidas de gases de calderas y calentadores
  • Evita derrames de líquidos o corrientes de aire que puedan apagar la llama
  • Una deficiente ventilación del local o un mal funcionamiento del aparato de gas puede producir riesgos graves de intoxicación.
  • Avisa al servicio técnico del fabricante o a una empresa instaladora autorizada en caso de que detectes algún tipo de anomalía en el funcionamiento de los aparatos.

Ten en cuenta:

  • Vigila que la combustión sea correcta, es decir, que la llama sea azul y no amarilla.
  • No almacenes botellas de gas en zonas próximas a altas temperaturas
  • Los locales en los que se ubiquen las botellas de gas, deben estar bien ventilados.

En caso de fuga,…

  • Si notas olor a gas, cierra la llave general del gas, abre las ventanas, no produzcas llamas ni chispas, ni acciones interruptores eléctricos.
  • Aléjate del lugar y llama al servicio de atención de urgencias del suministrador de gas o a una empresa instaladora de gas.